La Biblia Reina Valera

Exodo 39

Exodo

Indice

Capítulo 40

1


 

  Y Jehova habló á Moisés, diciendo:  

 

 


2


 

  En el primer día del mes primero harás levantar el tabernáculo, el tabernáculo del testimonio:  

 

 


3


 

  Y pondrás en él el arca del testimonio, y la cubrirás con el velo:  

 

 


4


 

  Y meterás la mesa, y la pondrás en orden: meterás también el candelero y encenderás sus lámparas:  

 

 


5


 

  Y pondrás el altar de oro para el perfume delante del arca del testimonio, y pondrás el pabellón delante de la puerta del tabernáculo.  

 

 


6


 

  Después pondrás el altar del holocausto delante de la puerta del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio.  

 

 


7


 

  Luego pondrás la fuente entre el tabernáculo del testimonio y el altar; y pondrás agua en ella.  

 

 


8


 

  Finalmente pondrás el atrio en derredor, y el pabellón de la puerta del atrio.  

 

 


9


 

  Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y le santificarás con todos sus vasos, y será santo.  

 

 


10


 

  Ungirás también el altar del holocausto y todos sus vasos: y santificarás el altar, y será un altar santísimo.  

 

 


11


 

  Asimismo ungirás la fuente y su basa, y la santificarás.  

 

 


12


 

  Y harás llegar á Aarón y á sus hijos á la puerta del tabernáculo del testimonio, y los lavarás con agua.  

 

 


13


 

  Y harás vestir á Aarón las vestiduras sagradas, y lo ungirás, y lo consagrarás, para que sea mi sacerdote.  

 

 


14


 

  Después harás llegar sus hijos, y les vestirás las túnicas:  

 

 


15


 

  Y los ungirás como ungiste á su padre, y serán mis sacerdotes: y será que su unción les servirá por sacerdocio perpetuo por sus generaciones.  

 

 


16


 

  Y Moisés hizo conforme á todo lo que Jehová le mandó; así lo hizo.  

 

 


17


 

  Y así en el día primero del primer mes, en el segundo año, el tabernáculo fué erigido.  

 

 


18


 

  Y Moisés hizo levantar el tabernáculo, y asentó sus basas, y colocó sus tablas, y puso sus barras, é hizo alzar sus columnas.  

 

 


19


 

  Y extendió la tienda sobre el tabernáculo, y puso la sobrecubierta encima del mismo; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


20


 

  Y tomó y puso el testimonio dentro del arca, y colocó las varas en el arca, y encima la cubierta sobre el arca:  

 

 


21


 

  Y metió el arca en el tabernáculo, y puso el velo de la tienda, y cubrió el arca del testimonio; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


22


 

  Y puso la mesa en el tabernáculo del testimonio, al lado septentrional del pabellón, fuera del velo:  

 

 


23


 

  Y sobre ella puso por orden los panes delante de Jehová, como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


24


 

  Y puso el candelero en el tabernáculo del testimonio, enfrente de la mesa, al lado meridional del pabellón.  

 

 


25


 

  Y encendió las lámparas delante de Jehová; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


26


 

  Puso también el altar de oro en el tabernáculo del testimonio, delante del velo:  

 

 


27


 

  Y encendió sobre él el perfume aromático; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


28


 

  Puso asimismo la cortina de la puerta del tabernáculo.  

 

 


29


 

  Y colocó el altar del holocausto á la puerta del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio; y ofreció sobre él holocausto y presente; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


30


 

  Y puso la fuente entre el tabernáculo del testimonio y el altar; y puso en ella agua para lavar.  

 

 


31


 

  Y Moisés y Aarón y sus hijos lavaban en ella sus manos y sus pies.  

 

 


32


 

  Cuando entraban en el tabernáculo del testimonio, y cuando se llegaban al altar, se lavaban; como Jehová había mandado á Moisés.  

 

 


33


 

  Finalmente erigió el atrio en derredor del tabernáculo y del altar, y puso la cortina de la puerta del atrio. Y así acabó Moisés la obra.  

 

 


34


 

  Entonces una nube cubrió el tabernáculo del testimonio, y la gloria de Jehová hinchió el tabernáculo.  

 

 


35


 

  Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo del testimonio, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo tenía lleno.  

 

 


36


 

  Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas:  

 

 


37


 

  Pero si la nube no se alzaba, no se partían hasta el día en que ella se alzaba.  

 

 


38


 

  Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche en él, á vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.  

 

 


Levítico 1

 

 

 

HTMLBible Software - Public Domain Software by johnhurt.com

 


Other Items are Available At These Sites: